Entrevista al Presidente del CTCON, Antonio Navarro

Con casi medio centenar de empresas asociadas, el Centro Tecnológico de la Construcción de la Región de Murcia (CTCON) trabaja desde el 2003 para que la Región de Murcia cuente con un sector puntero en innovación, investigación y desarrollo. El CTCON, presidido por Antonio Navarro Mompeán, está inmerso en un total de 18 proyectos de investigación, entre los que se encuentra el ‘Life Heatland’, que, en la lucha contra el cambio climático en las ciudades, busca minimizar el efecto del calor urbano con un asfalto frío.

 

Ante la crisis sanitaria que nos ha tocado vivir, Navarro confiesa que la incertidumbre actual hace que se desconozca lo que pasará en los próximos años. Ha reclamado el apoyo y la colaboración de las administraciones, sobre todo, de cara al nuevo programa marco europeo para la I+D+i, que comienza en 2021. Las empresas murcianas tienen que estar ahí y contar con todo nuestro apoyo, pues se trata, posiblemente, “del mayor paquete de ayudas que se haya presentado nunca”, nos explica.

 

El CTCON es una es asociación vinculada a la Federación Regional de Empresarios de la Construcción de Murcia (FRECOM), de la que Navarro Mompeán es vicepresidente de Calidad e Innovación.

 

¿Cuál es la función del Centro Tecnológico de la Construcción?

 

El Centro Tecnológico es una asociación empresarial sin ánimo de lucro que busca mejorar la competitividad de las empresas del sector de la construcción, a través de la investigación, el desarrollo y la innovación y la prestación de servicios tecnológicos de alto valor añadido. Desde el CTCON trabajamos para hacer que el desarrollo y la investigación en nuevas tecnologías, nuevos productos y nuevos procesos de producción redunden en las empresas de la Región, haciéndolas más innovadoras y más competitivas.

 

¿Quiénes forman parte del CTCON?

 

Está formado por 47 empresas, de diferentes subsectores del sector de la construcción. Empresas de áridos, fabricantes de hormigón, cementeras, prefabricados de hormigón, fabricantes de mezclas bituminosas, fabricantes de pinturas, empresas constructoras… El tamaño de estas empresas es muy variado, desde las grandes empresas constructoras a las pymes con no más de 10 trabajadores. Aun así, no es necesario que una empresa esté asociada para que pueda trabajar con CTCON. Nuestro principal objetivo es ayudar a mejorar a las empresas del sector de la construcción de la Región de Murcia.

 

¿En qué proyectos trabaja el Centro?

 

Tenemos cuatro grandes áreas de trabajo. El área de Materiales de Base Cemento, en la que se investiga sobre nuevos cementos, hormigones, morteros, prefabricados…; el área de mezclas Bituminosas y Emulsiones; la de Energía y Asilamiento; y la de Construcción Digital, para adaptarnos a las nuevas tecnologías. En todas ellas se trabaja desde el punto de vista de la mejora de las propiedades de los materiales, para que sean más ecológicos, ecoeficientes o más duraderos, por ejemplo. También se apuesta por el desarrollo de nuevos materiales, nuevos sistemas constructivos y más eficientes; así como la incorporación de nuevas tecnologías de la información y la comunicación al sector. En la actualidad se trabaja en 18 proyectos de investigación, la gran mayoría para empresas, en el marco de las cuatro áreas de actuación.

Uno de los trabajos que está teniendo una importante repercusión internacional es ‘Life Heatland’. Este proyecto, en el que se trabaja con la empresa CHM, el ayuntamiento de Murcia, FRECOM y el Clúster Esloveno de la Construcción, ha desarrollado una experiencia piloto de un pavimento frío para la mitigación del efecto isla de calor en las ciudades, desarrollado en la ciudad de Murcia. Estamos dedicando todos nuestros esfuerzos y esperamos validar que el nuevo firme consiga reducir entre 1,5 y 2 grados la temperatura de las ciudades. Sin lugar a duda, se trata de un proyecto innovador en la lucha contra el cambio climático en las ciudades.

 

A nivel nacional e internacional, ¿en qué lugar están las empresas de la construcción de la Región de Murcia?

 

A nivel nacional, contamos con algunas empresas de la región, muy profesionalizadas y bien gestionadas, que están a cargo proyectos muy importantes. Trabajan en varios puntos de la geografía española, compitiendo y ganando contrataciones a empresas nacionales de mayor tamaño y con gran presencia internacional. A nivel internacional y antes de la última crisis del 2008, contábamos con varias empresas que, en su cartera de obras, ya tenían de forma reiterada contrataciones a nivel internacional. En este momento es un ámbito donde aún tenemos mucho recorrido por delante, a pesar de las dificultades, pero seguimos avanzando.

 

¿Cuál está siendo la inversión regional y nacional en la investigación para el sector?

 

La inversión en la Región de Murcia I+D era del 0,97% del PIB en 2018, lejos de comunidades como País Vasco (1,96%) o Madrid (1,71%), y por debajo de la media nacional (1,24%). A pesar de estos datos, desde la última crisis, el nivel inversor en I+D en la Región ha ido aumentando, aunque haya sido levemente. Sin embargo, no ocurre lo mismo con las cifres de inversión a nivel nacional, donde sí se puede ver que la inversión en nuestro sector ha ido decreciendo.  Es evidente que la construcción no es punta de lanza en investigación y desarrollo, pero sí es un sector muy activo y colaborador en la lucha por esa apuesta innovadora.

 

¿Con qué recursos trabaja el CTCON?

 

Somos un centro de investigación joven, con unos recursos materiales limitados, pero con un gran potencial humano compuesto por 14 personas (dos doctores y 10 titulados universitarios), que son quienes desarrollan los proyectos que tenemos en marcha. Asimismo, disponemos de unas instalaciones propias en el Polígono La Estrella (Molina de Segura), con 3 laboratorios muy completos: el Laboratorio de Hormigones y prefabricados de hormigón; el de Mezclas Bituminosas y el de Materias Primas. Aunque sean escasos los recursos con los que contamos, la realidad es que se trata de equipos muy innovadores para nuestras investigaciones. Nuestro objetivo es seguir creciendo, incrementar personal, proyectos y recursos materiales.

 

¿Considera que la inversión en I+D+i sigue siendo la gran olvidada?

 

Sí, sin duda, pero no únicamente en el sector de la construcción, en todos los sectores. El desarrollo de cualquier sociedad va ligado al desarrollo tecnológico de sus empresas. Por eso, la inversión en I+D de un país o de una región no puede ni debe ser únicamente tarea de las empresas. Empresas y administraciones debemos trabajar de forma conjunta para potenciar la I+D+i. Desde el CTCON somos conscientes de que el cambio no es inmediato, pero sí hemos visto que empresas que no hacían inversión en I+D, en poco tiempo han visto la diferenciación en el sector, el valor añadido y el gran beneficio económico que supone para sus negocios. Eso les ha llevado a ver la innovación de forma diferentes y a comenzar a prepararse para ponerla en marcha.

 

¿Cómo afecta al sector la pandemia del COVID-19? 

 

Debido a la situación que estamos viviendo, la paralización de la obra pública y la escasez de oferta privada está generando un periodo incierto para todo el sector. Incertidumbre a la que se suman las posibles interrupciones de trabajo que se puedan dar como consecuencia de los brotes que están surgiendo. Los próximos meses serán de mucha incertidumbre, por lo que habrá que estar muy atento al desarrollo de los acontecimientos para reaccionar de forma responsable y de la mejor manera posible. Es responsabilidad de todos que la situación no empeore aún más.

 

¿Cree que tras esta crisis las inversiones en innovación y desarrollo se van a potenciar?

 

Lo que va a ocurrir en los siguientes años es, más que nunca, difícil de predecir. La realidad es que para salir de la crisis es necesario no duplicar, sino triplicar la inversión en I+D. Es la única medida que puede ayudar a potenciar, mejorar y fortalecer a nuestras empresas, en un mercado en el que la competencia va a ser atroz. Ser más competitivos que otros países, tecnológica y económicamente, es lo que realmente nos puede ayudar a vender más y mejor. Sin embargo, sin la ayuda y el compromiso de las administraciones es imposible. En el 2021 empieza un nuevo programa marco europeo para la I+D+i, posiblemente sea el mayor paquete de ayudas que se haya presentado nunca. Las empresas murcianas tienen que estar ahí y, para ello, el Centro Tecnológico de la Construcción va a estar también para prestar todo el apoyo, la colaboración y el asesoramiento que precisen. Va a ser una oportunidad única que no podemos desaprovechar.