Publicación el Real Decreto de Modificación del CTE que mejorará la eficiencia y la salubridad

 

El nuevo Documento Básico de Ahorro de Energía del CTE 2019. 

 

El Real Decreto entró en vigor el 21 de diciembre, un día después de su publicación en el BOE, y las modificaciones que se contemplan serán de aplicación obligatoria a las obras de nueva construcción y a las intervenciones en edificios existentes para las que, en ambos casos, se solicite licencia municipal de obras una vez transcurrido el plazo de seis meses desde su entrada en vigor.

 

El nuevo Documento Básico de Ahorro de Energía está alineado con las recientes iniciativas legislativas nacionales y europeas sobre el ahorro energético en los distintos sectores y el fomento de las energías renovables. De este modo, los edificios nuevos que se construyan a partir de la entrada en vigor del nuevo reglamento tendrán una alta eficiencia energética, que sumado a la mayor contribución de energía renovable, supondrá una reducción del consumo energético de aproximadamente un 40% de media.

Con el nuevo DB-HE, que define los Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo, se mejorará la calidad de las envolventes térmicas de los edificios y se fomentará el uso de las tecnologías más eficientes y sostenibles para su acondicionamiento, alcanzando mayor confort con el mínimo gasto energético.

El Documento revisa y actualiza las exigencias reglamentarias de eficiencia energética de los edificios en cumplimiento de lo establecido por la Directiva 2010/31/UE, que establece la obligación de realizar esta revisión periódicamente. La revisión de las exigencias en materia de ahorro de energía y de incorporación de energía procedente de fuentes renovables en el sector de la edificación resulta además imprescindible para el progresivo avance hacia una economía baja en carbono competitiva en 2050, objetivo con los que se ha comprometido España a través de acuerdos internacionales en las últimas Cumbres del Clima.

Protección contra el gas radón y contra incendios

La nueva sección del ‘Documento Básico de Salubridad’, la sección HS6 ‘Protección frente a la exposición al radón’ es una trasposición parcial de la Directiva 2013/59/EURATOM del Consejo, de 5 de diciembre de 2013, por la que se establecen normas de seguridad básicas para la protección contra los peligros derivados de la exposición a radiaciones ionizantes. En esta nueva sección del Código se establece el nivel nacional de referencia para las concentraciones de radón en recintos cerrados y se recogen las medidas reglamentarias para limitar la penetración del radón en los edificios en función del municipio en que se ubiquen estos. Con todo ello, se limita la exposición de las personas al gas radón, reduciendo así los riesgos asociados a la misma, ya que la exposición prolongada a altas concentraciones de radón es un factor de riesgo para el cáncer de pulmón.

El Real Decreto aprobado recoge además cambios en el ‘Documento Básico de Seguridad en caso de Incendio’, donde se ha realizado una modificación en el apartado de ‘Propagación exterior’ para adaptar las exigencias reglamentarias a la transformación que se está experimentando en la composición de los cerramientos exteriores de edificios en los últimos tiempos, tanto por la propia innovación tecnológica del sector, como por las crecientes exigencias de la normativa en materia de eficiencia energética.

Como consecuencia de la aprobación reglamentaria, se han modificado también los Documentos de Apoyo DA DB-SUA/3 ‘Resbaladicidad de suelos’, DA DB-HR/1 ‘Guía de uso de las magnitudes de aislamiento acústico en relación con las exigencias’ y se ha publicado el nuevo Documento de Apoyo DA DB-HR/2 ‘Procedimiento de cálculo de transmisiones indirectas’.

https://www.boe.es/boe/dias/2019/12/27/pdfs/BOE-A-2019-18528.pdf